LES BANS -espolón NE- Parte 2 Ecrins.

LES BANS

El espolón NE de les Bans, es una escalada con dificultat D, de 450m de espolón para llegar a su cumbre de 3.670 m.

Depués de escalar, ayer, el contrafuerte SE del Pic Du Says, nos levantamos a las 3 am para desayunar y equiparnos para cruzar el roto glaciar de Les Bans. Desde el refugio Pilattes, descendemos por un sendero y luego por unas interminables escaleras verticales, que nos conducen a la base del glaciar. Ni que decir tiene que las escaleras cada vez son más largas debido al exponencial deshielo del glaciar por las altas temperaturas de las últimas décadas. No hace falta ser un científico experto en climatología para evidenciar que el cambio climático es más que evidente en unas zonas tan vulnerables y sensibles como son los glaciares.

Recorremos el glaciar esquivando grietas y saltando por algún puente de nieve para situarnos al alba en el pie del espolón. Evitamos la rimaya y ascendemos por un pequeño corredor helado hasta llegar a la roca. La escalada vuelve a ser rápida y en poco más de 4 horas llegamos a la arista para continuar por esta hasta la cumbre. Encontrar los rápeles del descenso se nos hace un tanto complicado, porque no queda muy definido el lugar para llegar. Desde la cumbre hay que retroceder hasta una canal muy marcada, donde se intuyen unas fitas que metros más abajo nos llevan hasta unos cordinos que dan comienzo al primer rápel. No lo he comentado anteriormente, pero formamos dos cordadas, como era de esperar, Cristian, Alex y Jordi -son la cordada más joven- y Antonio y yo la cordada veterana -será por tener algunos años más...- Nosotros comenzamos los rápeles -mientras la otra cordada sigue buscando al no tener claro que ese sea el lugar correcto- sin percatarnos de que los debemos realizar hacia la otra vertiente -bajando lado izquierdo-. Al segundo rápel nos percatamos que no vamos bien y que no estamos en la canal correcta. Sucesión de rápeles desde viejos anillos "in extremis" nos van llevando por un incierto descenso que no sabemos dónde nos va a llevar. Al final decidimos salir de la canal y hacer un flanqueo que nos sitúa en la vertiente correcta. Más arriba oímos las voces de nuestros compañeros para que les indiquémos el descenso -ellos por suerte si que han elegido la vertiente correcta-. Finalmente conseguimos llegar al glaciar para llegar casi de noche al refugio...

Quién dijo que la escalada había sido muy rápida??? El descenso, como siempre, es lo que hace complicado bajarse de una montaña...

Suculenta fue la cena que nos había preparado la guarda del refugio, que degustamos a discreción pero que no fuimos capaces de acabar con todo lo que nos preparó. Un diez para las guardas del refugio Pilattes.





































Cristian, Alex, Jordi, Antonio y Ciscu.

Comentaris

Félix ha dit…
¡Jodeeeeer! ¡Qué pasote! Enhorabuena. Pasa croquis si lo tienes.

Entrades populars d'aquest blog

Hipoxia y toma de decisiones

Via Indipytecus al Tossal del Coscollet

Escalada Vilanova de Meia "Rampas invertidas"