Las expediciones comerciales


Creo que las expediciones comerciales son otra opción para ir a las grandes montañas. Son totalmente diferentes a las expediciones clásicas y en ellas existe una buena organización que junto a una infraestructura pesada, garantiza el éxito de muchas cumbres. Los porteadores de altura se encargan de equipar la montaña con cuerdas fijas, protegiendo las zonas de mayor exposición a peligros objetivos. También montan los campos de altura y portean la comida y el material pesado. Los alpinistas solo se encargan de aclimatarse y subir con su ligera mochila hasta los diferentes campos de altura. Cuando han logrado la aclimatación adecuada intentarán la cumbre, posiblemente con algún sherpa abriendo huella, si la nieve es profunda o inadecuada. Es decir su única preocupación será la de aclimatarse adecuadamente y dejar que otros organicen las ascensión.
Con esto no quiero decir que los que logran la cumbre no sean merecedores del éxito de haber llegado a lo más alto, pero si que se debería aclarar que su ascensión no ha sido tan pura como las otras y es que no es lo mismo acarrear durante semanas con todas las tareas de equipar, montar y desmontar campamentos con mochilas de 25 kg, que dedicarse a subir de una forma tan liviana. En ocasiones los alpinistas pagan estos esfuerzos realizados y esta es la diferencia de que algunos no pueden llegar a la cumbre.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Hipoxia y toma de decisiones

Via Indipytecus al Tossal del Coscollet

Escalada Vilanova de Meia "Rampas invertidas"